Aplicaciones

PVC

El PVC duro y plastificado se procesa con éxito en granuladores Gala desde comienzos de los años 1980. Gracias al perfeccionamiento sistemático de la técnica de placas perforadas utilizando el análisis de elementos finitos y los modelos en 3D ha sido posible reducir el cizallamiento, que suele presentarse en la mayoría de las placas perforadas utilizadas para la granulación sumergida. La ventaja para nuestros clientes: se obtiene un producto con excelentes propiedades físicas gracias al bajo cizallamiento y a la refrigeración rápida del PVC en agua.

En determinadas aplicaciones, esta refrigeración rápida, unida a la mejora de las propiedades físicas del granulado, ha conducido a un aumento del rendimiento de hasta un 100%.

En función del material de partida y de los requisitos específicos de cada aplicación, puede producirse granulado con una granulometría de 0,5 mm a 3,5 mm. Las instalaciones de Gala pueden operar de forma completamente automática y ofrecen al personal encargado de la explotación un entorno de trabajo seguro, sin polvo y con bajo nivel de ruidos.